Entrevista Sebastián Roa, autor de 'Némesis'

(c) Manuel Orts
(c) Manuel Orts

Esta semana entrevistamos a Sebastián Roa para desvelar los secretos de su última novela, Némesis, editaba por HarperCollins Ibérica. Preguntamos al autor todos los detalles sobre su personaje protagonista, Artemisa de Caria, una heroína olvidada y misteriosa que jugó un papel fundamental en la guerra entre Grecia y Persia.

Artemisia de Caria es el personaje principal de la novela. ¿Qué le atrajo de su figura? ¿Era una manera también de explorar las guerras médicas desde una perspectiva distinta?

Me atrajo como personaje histórico por lo que Heródoto dice de ella: por su mezcla de sangres, por su pericia como comandante naval, porque no tenía obligación de ir a la guerra y porque de todos modos fue, «impulsada por su bravura y arrojo». Pero en realidad es tan poco lo que sabemos, que me atrajo aún más su potencial como personaje de ficción.

¿Cómo fue el trabajo de documentación que siguió para la escritura de la novela? ¿Qué testimonios han llegado a nosotros de  Artemisia de Caria?

La única fuente coetánea y de probable conocimiento directo es Heródoto, paisano de Artemisia. El ateniense Esquilo, también coetáneo, omite su nombre de manera inexplicable en su tragedia Los persas, y el comediógrafo Aristófanes la nombra de pasada. Las demás fuentes cronísticas (Focio, Polieno, Pausanias) son muy posteriores (o sea, de segunda y tercera mano) y tienden a una notoria idealización que, además, es tirando a negativa. Sí que ha habido una documentación contextual intensa, tanto para conocer el imperio persa aqueménida como para completar mi conocimiento de la rebelión jonia del 494 y de la Segunda Guerra Médica. Además he trabajado bastante los aspectos simbólicos y mitológicos de la novela, y lo mismo acerca de la navegación en el siglo V a. C.

La historia antigua está dominada (como casi todas) por hombres. Sin embargo, mujeres como Artemisia lograron ocupar posiciones de poder. ¿De qué manera se abrieron paso en ese mundo tan masculinizado? Malamente. Hay pocos ejemplos, quizá por eso muy llamativos. Artemisia I de Caria es uno de ellos, pero su imagen cronística tiende a la negatividad. ¿Por qué? Ya lo dice la canción: Good girls go to heaven, bad girls go everywhere. Pues las chicas malas van a las crónicas. De las buenas no se acuerda nadie.

Artemisia pudo cambiar el rumbo de la guerra entre Grecia y Persia. ¿Cómo habría sido nuestra civilización si lo hubiese logrado?

Conjetura total y loca, pero allá voy. Los persas eran bastante tolerantes con los pueblos conquistados, así que, si Persia hubiera vencido, Atenas habría sufrido en los primeros años, pero después se habría recuperado. No se habría inclinado hacia el imperialismo ni habría entrado en guerra total con Esparta. La política, el arte y la filosofía habrían evolucionado de manera sublime. Y con Persia dominando los Balcanes, Macedonia no habría surgido como potencia: Alejandro Magno se habría dedicado al punto de cruz. Roma tampoco habría prosperado, el Cristianismo y el Islam serían anécdotas al lado del Zoroastrismo. Sin caída del Imperio Romano, no seguiría la Edad Media. Hoy tendríamos satrapías en otras galaxias, hablaríamos un dialecto del persa antiguo, y Pablo Iglesias se habría comprado un palacete en las afueras de Persépolis.

La novela histórica es un género que goza de muy buena salud, con muchos lectores interesados en este tipo de historias. ¿Cree que, además de la posibilidad de recrear tiempos remotos, este género también nos explica muchas cosas de cómo somos en la actualidad?

En realidad lo veo al revés. La novela, sea del género que sea, sirve para explicarnos lo que somos o, mejor aún, para formular las preguntas que nos lleven a esa explicación. Además, y siempre como algo accesorio, con la novela histórica puedes optar por recrearte en tiempos remotos.

Los capítulos se inician con citas de canciones contemporáneas. ¿Es una manera de tender vínculos entre el pasado o el presente, o de “romper” de alguna manera el marco tradicional de la novela histórica?

Ambas cosas. Muy bien visto, por cierto. Además hay una tercera causa, y tiene que ver con la estructura dramática de la novela. El contenido de las citas está relacionado con las fases evolutivas de la protagonista, Artemisia de Caria; con su configuración como arquetipo literario. Cada cita marca un punto en su viaje: el viaje de la heroína.

Libros recomendados