Juan Gómez-Jurado: "No podemos perder ni a una sola persona que lea; si no acabarán votando a Vox"

Juan Gómez-Jurado: No podemos perder ni a una sola persona que lea; si no acabarán votando a Vox

Cualquiera que se haya asomado a las listas de los libros más vendidos durante el último año, habrá visto que hay un autor que siempre aparece en los primeros puestos. Si con Reina roja Juan Gómez-Jurado logró uno de esos éxitos que se prolongan en el tiempo, su continuación Loba negra le ha tomado el relevo entre las obras que reciben más aceptación por parte de los lectores. Es el efecto de un thriller escrito con un ritmo frenético y unos personajes, Antonia Scott y Jon Gutiérrez, que han logrado conectar con un público masivo. Un fenómeno que ni siquiera su autor sabe explicar.

“Yo no soy responsable del éxito, solo soy responsable de hacer la historia lo mejor posible. De repente una obra conecta con el público de forma especial, y eso es imposible de prever”, explica en esta entrevista a Librotea el escritor madrileño. Pese a que confiesa que Loba negra estaba prácticamente terminada antes de la publicación de Reina roja, el peso de entregar la continuación de un éxito como aquel para él es “interno, es una responsabilidad hacia mí y hacia los personajes”.

Autor de ocho novelas, Gómez-Jurado ha pasado por distintos géneros, siempre con un buen nivel de aceptación entre el público, pero sus dos últimas obras han roto con todas las previsiones. “Detecto algunos cambios en mi estilo, pero eso no justifica la conexión del público con Antonia Scott y Jon Gutiérrez”, asegura. Lo cierto es que el estilo punzante y no exento de humor con el que están escritas ambas novelas es uno de los aspectos que han ayudado a su éxito. “El thriller puede tender a lo simple o puede tender a lo preciso, y yo apuesto por lo segundo”, asegura. “Pueden parecer lo mismo, pero no lo son. Hay que hacer un esfuerzo para decir las cosas con belleza pero al mismo tiempo que el ritmo sea fluido”.

En la misma conversación, repasando los libros que le han marcado en su vida, Gómez-Jurado también nos dejó una reflexión sobre el valor de la lectura, más allá de exigencias o estilos. “De cualquier experiencia, se puede obtener alimento mientras exista un disfrute”, defiende. “Por eso a los niños, o a las personas que no lean, no hay que intentar meterle algo a machamartillo. No intentemos fiscalizar las emociones de los demás, el propio hecho de la lectura es un premio. No podemos perder ni a una sola persona que lea; si no acabarán votando a Vox».

Como complemento a esta entrevista, a continuación puedes encontrar los libros que han marcado a Juan Gómez-Jurado a lo largo de su trayectoria.

Libros recomendados