Brenda Ríos y los ensayos que te transforman

Brenda Ríos y los ensayos que te transforman

Brenda Ríos utiliza los recursos de la crónica, el ensayo, la autobiografía, el diario y el cuaderno de lecturas en Hombres de verdad, libro que tiene su origen en una beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte, en México. Tras ser seleccionada por el proyecto para analizar la figura del macho en la literatura del boom latinoamericano, la autora de Raras. Ensayos sobre el amor, lo femenino y la voluntad creadora se concentró en la relectura de autores clave como Mario Vargas Llosa, Juan Rulfo, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, “y descubrí que había mujeres opinando también sobre qué era ser un hombre. Eso me hizo reflexionar y ampliar el espectro en cuestiones de género y nacionalidad: me fui a Sándor Márai, Mircea Cărtărescu, Agota Kristof, Clarice Lispector, para ver qué decían al respecto”, explica.

La autora nació en Guerrero, lugar en donde el machismo sigue siendo una realidad cotidiana. En este trabajo, que incluye interesantes partes de un curioso y hasta divertido diario personal, habla de su historia de familia, de su papel como “cabeza de tribu” (con los beneficios y maleficios que esto implica) y la realidad que encierra ser un hombre “en un país donde los últimos años se asesinan, violentan y desaparecen mujeres”.

“No me concentro en los feminicidios, sino en el origen de la violencia hacia la mujer. ¿Pesa este imaginario masculino, incluso a los propios hombres? Es una pregunta válida tratar de responder de dónde viene el odio, la distancia e incompatibilidad entre unos y otros. Incluso entre el mismo sexo. Por ello, dividí el libro en dos grandes grupos: el de los ‘hombres duros’ y el de ‘los otros’, los hombres sensibles, los homosexuales, los que son del género masculino desde la Otredad.”

Brenda Ríos recuerda el personaje masculino de Clarice Lispector que, de alguna manera, no tiene lenguaje: “Siempre está balbuceando, no completa las frases ni las ideas. Si escuchas a tus amigas hablando de sus novios, de sus maridos, también te queda la idea de que son este mismo hombre titubeando. Les pedimos que sean seguros de si mismos, no se les permite ser frágiles ni al niño ni al hombre de 80 años ni a los que están en ese trecho. Cuando podamos aceptar que una sola persona puede ser las dos cosas, masculino y femenino, cuando seamos como Orlando, de Virginia Woolf, quizá podamos entender incluso lo que hay más allá, el tercer género, el cuarto, lo mucho que somos. Es lo que podría funcionar para salir de esta situación en un futuro, no solo para nuestro país, sino para nuestra raza”.

La lectura, para Ríos, es una pasión que requiere tiempo y espacio, porque son momentos de aislamiento en los que no puedes estar con otra persona, conversando. Que llevas contigo a todos lados, que es protagonista de tus horas, de tus días. “Es un vicio que significa abstracción, aunque el placer es tan grande que le quitas minutos a tu vida cotidiana para dedicarte a ella”.

Libros recomendados por Brenda Ríos

Estantería

Libros recomendados