Libros para conseguir que los niños se enganchen a la lectura

Libros para conseguir que los niños se enganchen a la lectura

Llegan tiempos de regalos y pasar las horas con los más pequeños de la casa. Intentar que se enganchen a la lectura puede no ser tarea fácil. Para ello, seleccionamos una decena de títulos que se pueden leer en familia con niños de diferentes edades y que puede, además de ser una fuente de entretenimiento que no necesita de una pantalla, convertirse en el inicio de un hábito de lectura entre los más jóvenes.

Hay una serie de clásicos incontestables que conservan toda su capacidad de fascinación generación tras generación, y que se transmiten de padres a hijos logrando el mismo efecto. En ese apartado, pocos autores como Roald Dahl consiguen reunir en torno a un mismo relato a personas de todas las edades. Dos ejemplos de ello son Matilda y Charlie y la fábrica de chocolate, adaptadas al cine en varias ocasiones y que siguen siendo una lectura deliciosa y con muchas capas de la que personas de distintas edades pueden aprovechar distintas lecturas.

Para los más pequeños, hay un título clásico que sigue siendo tan seductor como cuando se publicó por primera vez, es Donde viven los monstruos. La obra de Maurice Sendak, acompañada de sus reconocibles ilustraciones, es un valor seguro. Algo parecido se puede decir de Gloria Fuertes, recuperada para las nuevas generaciones a raíz de su centenario y cuya obra sigue deslumbrando tanto a niños como adultos, por ejemplo el reciente El libro de Gloria Fuertes para niñas y niños.

Otro autor clásico es Gianni Rodari, queridísimo en Italia y que desde hace un tiempo ha adquirido en España más popularidad. El Libro de la fantasía, recopilación de sus mejores historias, es una gran puerta de entrada a su universo que nos asegura muchas horas de disfrute.

Libro de la fantasía - Gianni Rodari

Libro de la fantasía

Gianni Rodari

NO. Sensato lector: no lea este libro. Devuélvalo ahora mismo a la estantería. No es una cosa seria: se trata tan sólo de una recopilación de inocente leer más s fábulas para niños que escribiera un tal Gianni Rodari (1920-1980), “ex seminarista cristiano convertido en diabólico”, según lo definió el Vaticano en el auto de excomunión. Un insensato, vaya, que pensaba que hasta los objetos más comunes encierran secretos, y los cuentan a quien los sabe observar, y que era capaz de afirmar que ya no hacen falta príncipes ni hadas, ni brujas ni castillos: las fábulas surgen hasta de la realidad más gris, de la obviedad cotidiana, del problema social o de la trivialidad de la vida familiar. Basta con mirarlo todo con un punto de ironía, y jugar (¿o no es un juego?) a infringir las reglas a través de la invención y la imaginación. BASTA. Deje este libro donde lo ha encontrado. No es para usted. ¿Para qué va a querer saber de la suerte de una violeta en el polo Norte, o qué le ocurrió al cangrejo que decidió caminar hacia adelante? ¿De verdad piensa que tienen algún interés los acontecimientos del Planeta de los Árboles de Navidad? ¿Acaso le incumbe la lista de medicamentos que todos los días engulle, con maniática puntualidad, el barón Lamberto (¡sí, el que érase dos veces!)? NO SIGA. No vaya a ser que ese loco bajito que usted fue una vez, y al que tanto costó domesticar, no esté domesticado del todo… Quizás sólo esté dormido, y ahora puede despertarse, proferir un largo e irreverente bostezo, y tomar el control. Aténgase a las consecuencias. leer menos

También hay autores más conocidos por su obra para adultos que se pueden compartir en familia, especialmente en algunos títulos. Es el caso de la selección poética de Miguel de Unamuno que realizó la editorial Kalandrala, de la versión ilustrada de Mujercitas ilustrada por María Hesse o de la adaptación de Romeo y Julieta con dibujos de Iban Barrenetxea.

Más allá de los clásicos, también hay títulos recientes que se pueden leer en familia y que aportan un nuevo punto de vista a temas clásicos. Dos ejemplos son el cómic Pequeño Vampir, versión apta para niños del personaje creado por el historietista Joan Sfar, y El libro de la magia blanca, un compendio de hechizos benévolos para mejorar la vida de todos escrito por Tania Berta Judith.