Las peores madres del mundo en 11 libros

Libros recomendados por Librotea

Las peores madres del mundo en 11 libros

Crueles, despiadadas, asesinas… Son adjetivos que definen a las peores madres de la literatura. Hay un abanico de autores que han decidido huir del estereotipo de la madre como encarnación de la bondad, el amor y la entrega y convertirlas en personajes feroces. Aquí va una lista recopilando las hazañas de alguna de esas malvadas progenitoras.En una encuesta sobre la mala malísima tendría muchas papeletas para imponerse Margaret White, la madre de Carrie, la primera novela publicada de Stephen King . Una mujer inestable, fanática religiosa, que maltrató a su hija durante toda su infancia.  Jeannete Winterson creció escuchando a su madre adoptiva leer la Biblia. Su progenitora tenía un futuro diseñado para ella en las misiones, hasta que una Jeanette ya adolescente se enamoró de una chica y su madre la echó de casa. Esa es la experiencia vital de la propia escritora británica y el argumento de Fruta Prohibida, libro al que Winterson ha tildado de “novela amenazadora”.La Medea, de Eurípides, era una infanticida. Una relectura de la tragedia griega es lo que hizo la escritora murciana Lola López Mondéjar en Mi amor desgraciado. Yocasta, la madre incestuosa de Edipo Rey, de Sófocles, también ha hecho méritos para colarse en esta selección. Igual que la lorquiana madre de La casa de Bernarda Alba.Matilda, de Roald Dahl, es una lectura iniciática para muchos niños, pero la señora Wormwood es un ejemplo de manual de madre despiadada. Aunque tal vez no tanto como la Corrine de Flores en el ático. A la ególatra madre de El desbarrancadero se refiere Fernando Vallejo en las páginas de la novela como “la loca”. Otra madre que es mejor tener lejos es la Norma que nos presenta Robert Bloch en Psicosis. Emma Bovary está demasiado absorta en sus propias pasiones para prestar atención a su hija, y Berthe acaba siendo la víctima de la inmadurez de su madre.

Estantería

Libros recomendados