Laura Martínez-Belli y las grandes novelas históricas

Foto: Lisbeth Salas
Foto: Lisbeth Salas

Española con corazón mexicano, ha escrito sobre personajes clave en la historia de ambos países. Es Laura Martínez-Belli y las grandes novelas históricas la han inspirado y apoyado en la escritura de su novela más reciente: La otra Isabel.

La apasionante vida de Isabel Moctezuma

A Laura le llamaba la atención el personaje de Isabel Moctezuma. Conforme investigaba sobre la única hija del emperador mexicano y con quien Hernán Cortés tuvo una hija, se imaginaba los conflictos, las intrigas, los motivos de esta mujer que fue utilizada como moneda de cambio de los mexicas y los españoles.

«Me preguntaba por qué había despreciado a su hija Leonor, por qué había querido tanto a su primer hijo, Juan de Dios de Andrade, y por qué no le había dejado toda la herencia a los hijos que tuvo con Juan Cano. Quería saber qué había pasado dentro de su corazón y me fui enganchando, me di cuenta de que podría ser una gran novela», explica.

Tras vivir por muchos años en México, Martínez-Belli regresó a España en 2016. Quería escribir sobre un personaje vinculado con ambos países. Tras leer el libro de José Luis Martínez sobre Hernán Cortés, pensó que sería interesante escribir una versión de la historia contada desde lo femenino. Así descubrió a las mujeres de la Conquista.

«En las historias bélicas nunca aparecen, así que después de escribir sobre Carlota, la emperatriz que enloqueció de amor, decidí que iba a escribir de Isabel, con un gran poder en la Nueva España», comparte. Esta novela, que puede considerarse «binacional«, busca unir en lugar de dividir: «En México se está leyendo un montón, pero en España solo se puede conseguir en eBook y audiolibro. Es importante tenerla en ambos mundos».

Para su autora, «es una novela que nos hermana. Si la lee una persona latinoamericana puede saber qué pasó para esa construcción de identidad del mexicano, que no es ni mexica ni español, y quien sea español puede conocer más cosas del otro mundo. Reconozco la grandeza del mestizaje y lo importante de unir las dos orillas».

El descubrimiento de la escritura

A Laura Martínez-Belli desde niña le gustaba contar historias, sus pequeñas aventuras del día. Tanto así que un día engañó a su familia haciéndoles creer que había ganado un premio de escritura, y después tuvo que inventarse toda la mística del acontecimiento, compartida con sus parientes.

«Me maravillaba ver cómo se podían contar historias. La ficción siempre me ha entusiasmado y cuando leí ‘Cien años de soledad‘ me pregunté cómo se podía construir esos mundos con palabras. Aprendí a escribir leyendo, porque no había escuelas de escritura. Después de haber vivido en México cinco años volví a España y en mi corazón algo se rompió. Mi forma de solucionar ese problema, fue escribiendo», dice.

A partir de ahí comenzó una carrera literaria que la hizo volver a México y en donde los libros siguieron siendo sus guías, como los que nos recomienda.

Laura Martínez-Belli y las grandes novelas históricas

Estantería

Libros recomendados