Libros bellos y poderosos, recomendados por Santiago Gamboa

Libros bellos y poderosos, recomendados por Santiago Gamboa

¿Debe un escritor tomar partido en la vida política y social de su país? Esa era la pregunta que se lanzaba en una de las mesas redondas organizadas en Con Acento. El encuentro de creadores Iberoamericanos, celebrado en la Casa de México de Madrid, contó entre sus participantes con Santiago Gamboa. Con el escritor colombiano hablamos de esa implicación, de su última novela Colombian Psycho y de libros bellos y poderosos. 

Video: entrevista con Santiago Gamboa

Sobre la cuestión de tomar partido, Gamboa destaca en primer lugar la libertad actual para los autores y autoras. “Si bien en los años 60 y 70 había una cierta obligatoriedad, era necesario y casi que se exigía de los intelectuales y de los escritores tomar partido, yo creo que hoy es algo más bien voluntario”, explica. “En Colombia, la gran mayoría de los escritores somos columnistas de opinión. Eso implica que estamos opinando sobre muchas cosas que tienen que ver con la vida nacional. Es algo que tiene mucho que ver con las influencias en América latina, ha habido una gran influencia francesa de la participación del intelectual en la vida política. En los países anglosajones tal vez parece irrelevante la opinión de un escritor sobre un proceso político”. 

Esa mirada a lo que sucede en el entorno es también la que ha marcado las últimas dos novelas de Gamboa, tras su vuelta a Colombia tras años viviendo en Europa. La última de ellas, Colombian Psycho, retoma a los personajes de la anterior, Será larga la noche, en una obra que toma los códigos de la novela negra para adaptarlos a lo que sucede en su país. “Mis dos últimas novelas nacen de la observación de lo que ha sido la vida en los últimos años en una Colombia convulsa, como siempre”, confirma. “Una Colombia que está cada semana al borde del fin del mundo y en la que ocurren más cosas en un día que en Noruega en los últimos 25 años”.

Esa realidad se adapta a la novela negra casi sin quererlo. “Cuando regresé a vivir a Colombia me di cuenta de que existía casi un género de novela negra involuntaria”, cuenta el autor. Cuanto te pones a mirar por la ventana, de algún modo llegas casi de manera involuntaria a la novela negra. Los traumas principales tienen que ver con casos en donde en donde la corrupción, el crimen, la violencia que hay en Colombia se hacen presentes. Si Balzac hubiera vivido hoy en Colombia, escribiría novela negra. A mí me interesa un tipo de tradición de novela negra muy literaria. Como una especie de termómetro de la sociedad. Me refiero a la novela negra que practican autores como Patricia Highsmith, Henning Mankell, Leonardo Padura..”. 

En Colombian Psycho, sin ir más lejos, se inspira en un fenómeno cruel, el de los llamados falsos positivos. “Es una de las historias más dramáticas y más crueles de la violencia en Colombia y en este caso, el responsable es el Ejército”, cuenta. “En la época del presidente Uribe, en una guerra muy fuerte y sin cuartel contra las guerrillas, se incentivó a los soldados a producir bajas en el enemigo. Se les daba premios a los soldados que matarán a más guerrilleros en los combates».

«No tardaron mucho en darse cuenta de que podían acceder a esos premios asesinando jóvenes que no tenían nada que ver con la guerrilla, pero poniéndoles el uniforme de la guerrilla para presentarlos», continúa Gamboa. «Por eso se llama falsos positivos Eran muchachos, desempleados, algunos de ellos metidos en problemas de drogas. Los mataban y presentaban sus cadáveres como bajas del enemigo. Es uno de los momentos de perversidad más grandes y de los crímenes más gigantescos que ha cometido la sociedad colombiana en toda su historia”.

Libros bellos y poderosos, recomendados por Santiago Gamboa

Estantería

Libros recomendados