Libros indispensables para adentrarse en la literatura colombiana (más allá de García Márquez)

Libros indispensables para adentrarse en la literatura colombiana (más allá de García Márquez)

Hay producciones literarias que en ocasiones pueden quedar ensombrecidas por la enorme fama de un escritor o una obra en concreto. En el caso de la literatura colombiana sucede algo similar con Cien años de soledad, una de las obras cumbre del siglo XX y unos de esos libros que ha trascendido géneros y épocas para convertirse en universales. Sin embargo, esa presencia gigantesca no debería hacernos pasar por alto una de las tradiciones literarias más ricas y fascinantes de habla hispana, con una serie de grandes narradores que nos aportan una visión personal del mundo. Por esa razón, y con permiso de uno de los más grandes escritores, seleccionamos obras indispensables de la literatura colombiana más allá de García Márquez.

Publicada en 1867, María es una obra fundacional dentro de la literatura colombiana, una novela de Jorge Isaacs inscrita en el periodo romántico y que supuso un gran éxito más allá de sus fronteras. Otro nombre ineludible de esta tradición literaria es Álvaro Mutis, autor de un personal universo del que seleccionamos las novelas de Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero. Menos conocido fuera de sus fronteras, y sin embargo profundamente relevante, es la obra de Tomás González, cuya Primero estaba el mar es una reflexión sobre la naturaleza humana y el estoicismo que ha inspirado a muchos escritores de habla hispana.

Probablemente la obra colombiana de mayor repercusión internacional reciente, El olvido que seremos, de Héctor Abad Faciolince, es un emocionado homenaje a la figura de su padre que se ha ganado lectores en todo el mundo. Otra visión de Colombia, más descarnada, es la que nos ofrece Fernando Vallejo en La virgen de los sicarios, retrato de la violencia en las calles de Medellín. Y en otro plano distinto, Mario Mendoza nos propone un viaje en busca de una de las últimas tribus indígenas de Latinoamérica en Los hombres invisibles.

Nombre básico de la literatura colombiana actual, Juan Gabriel Vásquez es tanto un maestro del relato corto como un novelista de altura, como demuestra El ruido de las cosas al caer, retrato también de una generación que ha crecido en Colombia con el telón de fondo de la violencia. Del poder evocador y sanador de la literatura nos hablan, de formas muy distintas, los últimos títulos de esta selección. En Delirio, Laura Restrepo nos habla de la memoria y del pasado, y de cómo conforman nuestras relaciones, mientras que en Lo que no tiene nombre Piedad Bonnett nos enfrenta efectivamente a lo innombrable, la muerte de un hijo, y cómo la escritura puede convertirse en la única tabla de salvación posible.