Libros para conocer la literatura mexicana actual, recomendados por cuatro grandes escritoras

Libros para conocer la literatura mexicana actual, recomendados por cuatro grandes escritoras

Es una de las grandes tradiciones literarias en español, uno de los mayores mercados editoriales y, sin embargo, en España no le prestamos a la literatura mexicana la atención que merece. Aprovechando la presencia de cuatro autoras vinculadas a aquel país, por nacimiento o adopción, nos reunimos con ellas en la Casa de México para hablar de sus libros más recientes y del estado de la creación literaria al otro lado del Atlántico. 

Videoentrevista con Laura Martínez Belli, Claudia Marcucetti Pascoli, Verónica E. Llaca y Ligia Urroz

“Creo que es importante recalcar que debería leerse mucho más literatura mexicana en Europa”, recalca en este charla Laura Martínez Belli, que ha publicado recientemente La otra Isabel. “Todo lo que se publica en España parece que su salida natural es Latinoamérica, llega muchísimo autor español. Sin embargo, no es recíproco y hay cantidad de autores mexicanos y latinoamericanos, y no llega todo lo bueno que hay. México es un mercado literario impresionante. Ahí está la FIL de Guadalajara para mostrar esa ebullición”.

“Es increíble que aquí estamos las cuatro en la misma situación, con libros de temas que podrían ser de gran interés en España por diferentes asuntos”, añade Claudia Marcucetti Pascoli. “En mi novela hay dos personajes que vivieron en España, y tres capítulos dedicados a la guerra civil española, por ejemplo”, dice refiriéndose a Fuego que no muere. “México hoy es esa unión de dos razas. Entonces, ¿por qué ignorar eso? Esperamos voltear eso, seducir al público español para que también podamos contar con ellos”. 

Fuego que no muere - Marcucetti Pascoli, Claudia

Fuego que no muere

Marcucetti Pascoli, Claudia

Cuando el cadáver de Tina Modotti llega a la morgue del doctor Zárate para que le practique la autopsia, Armando, fotógrafo aficionado e hijo del fore leer más nse, se escabulle para intentar hacerle un retrato a la mujer que fuera modelo, artista y revolucionaria. ¿Realmente fue una falla del corazón la causa de su deceso o hay algo más que se está ocultando? La pregunta lo intriga y poco a poco invade todo su mundo, al punto que su investigación lo conduce hasta Vittorio Vidali, último amante de la fotógrafa y peligroso personaje asociado al Partido Comunista Soviético de quien Tina tal vez sabía demasiado. A partir de este momento, el destino de ambos hombres, tan opuestos en sus ideales como ciegos en su pasión, se consumirá en la misma hoguera: el recuerdo de Tina. Fuego que no muere es una novela en la que se mezclan la más rigurosa investigación histórica con la mejor ficción policiaca para conducirnos por un sinuoso camino en donde el deseo desbocado se convierte en una obsesión capaz de devorarlo todo. Una novela como nunca habías leído sobre la icónica Modotti, una mujer fuera de su tiempo, pero que supo vivirlo y representarlo como ninguna. leer menos

Literatura de ida y vuelta

Esa relación entre tradiciones literarias no siempre ha funcionado solo en un sentido. “En el caso centroamericano, este ir y venir de las letras existía desde siempre. Recibíamos las letras de España, pero en el Modernismo tenemos al gran Rubén Darío, con el primer movimiento literario que viene de América. Ahí se sienta el primer precedente”, apunta Ligia Urroz, autora de Somoza y de origen nicaragüense. En el caso de su país de nacimiento, apunta una situación especial: “Por motivos políticos en Centroamérica, sobre todo en Nicaragua, tenemos al semillero de escritores nicaragüenses viviendo en Madrid, como el gran Sergio Ramírez. Están produciendo sus letras desde España y creo que aquí se van a quedar”.

Somoza - Urroz, Ligia

Somoza

Urroz, Ligia

Nicaragua, 1979. Tras el triunfo del frente sandinista, en un restaurante en Managua ubicado en la recién nacida plaza de la Revolución, tres guerrill leer más eros recuerdan con entusiasmo aquel glorioso 19 de julio y los gritos de júbilo de la muchedumbre al celebrar el derrocamiento de la dictadura. Sin embargo, no pueden darse por satisfechos mientras Anastasio Somoza Debayle esté «feliz de la vida en su exilio» en Asunción, así que deciden infiltrarse en Paraguay y estudiar todos sus movimientos hasta dar con una oportunidad para acabar con él… Unos meses antes, una niña de once años se enfrenta a la confusión de tiempos convulsos: las balaceras llenan de muerte las calles de Managua y una aversión generalizada contra Somoza se respira dentro y fuera de las fronteras, en particular en México. La guerra ha llegado. Ella es muy pequeña para entender tanto odio, pero lo que más le duele es ver cómo todo a su alrededor se desmorona. El hombre que para ella y su hermana era como un tío, que en las fiestas de la familia se dejaba ver con esa mirada franca y siempre sonriente es ahora, para su sorpresa, llamado dictador: el enemigo de toda una nación. A partir de poderosos y conmovedores recuerdos, Ligia Urroz reconstruye el testimonio de una niña exiliada por la guerra. Una novela íntima y valiente que le da un rostro ―como no se ha visto en la literatura― a uno de los hombres más odiados en la historia reciente de Nicaragua. La novela del hombre que robó los sueños de una nación. leer menos

“Nos hace sentir muy marcadas las fronteras, cosa que no debería existir en el arte”, añade Verónica E. Llaca, cuya novela más reciente es La herencia. “Por ejemplo, en Estados Unidos, nuestro país vecino, estamos esperando a publicar en inglés para llegar al mercado americano, cuando allá se habla más español casi que inglés. El arte no debería tener esta sensación de no poder avanzar más allá, no hay nada que conecte más al ser humano que el arte”.

Libros recomendados

Estantería

Libros recomendados