Libros para remover al lector

Libros recomendados por León Benavente

Libros para remover al lector

El compositor de León Benavente, Abraham Boba, recomienda estos diez títulos en los que hay una mezcla de filosofía, música y mucha crítica social, génesis también de las canciones de la banda, que estos meses recorrerá toda España con su disco 2.Boba elige El malogrado, de Thomas Bernhard, donde se adentra en la vida del músico Glenn Gould. Según el compositor es “una historia dura y amarga sobre el fracaso, la misantropía y el talento (o la falta de). El torrente de escritura de Bernhard es único, rítmico y casi musical”. También se queda con 2666, de Bolaño, ya que “lo que otros tardarían varias vidas en escribir, Bolaño lo escribió en sus últimos años de vida. Una novela de novelas en la que caben todos los temas posibles. Excesiva, inabarcable, violenta, poética, erótica, fantástica y a la vez tan real que algunos pasajes te hacen querer abandonarla. Asusta pensar en todo lo que Bolaño podía expresar a través de la palabra escrita”, señala.Entres sus recomendaciones, el letrista de León Benavente presenta a la cantante de hip hop y escritora Kate Tempest con su Let them eat chaos y los poemas editados por La Bella Varsovia. Un icono musical al que no hay dejar pasar por alto. Como tampoco al dramaturgo Rodrigo García de quien escoge la obra Barullo. Según señala, a García le gusta hurgar en las heridas de nuestra sociedad actual, mostrando todo lo que tenemos delante de las narices y no nos atrevemos a ver. Es, además, un libro divertidísimo”.Otro libro que remueve al lector es La Llave, de Junichiro Tanizaki, novela de la que Boba destaca cómo los personajes “escriben sus diarios para  para mostrar sus deseos y perversiones, esas que no se atreven a contarse a la cara. Es elegante, retorcida y altamente erótica”.Boba no quiere dejar escapar a la poeta Szymborska y su visión del mundo congregada en la Antología poética que editó Visor. “Decía Szymborska que la mejor herramienta para quien escribe es la papelera. Ya solo por esa magistral sentencia merece la pena adentrarse en su poesía. Sin recurrir a palabras grandilocuentes expresa su visión del mundo y nos hace partícipes de todos los rasgos de su personalidad, incluidas sus contradicciones”, resume.Para crítica social, la del colectivo de filósofos Tiqqun que en Primeros materiales para una Teoría de la Jovencita El colectivo Tiquun “aborda de forma gráfica los males del capitalismo. Aunque sus propuestas no dejan de resultar utópicas (lamentablemente), su feroz crítica a la era de la imagen resulta de lo más esclarecedora a la hora de entender cómo funciona el mundo que nos rodea y por qué prestamos más atención al sonido de nuestro teléfono móvil que al de nuestros propios pensamientos”.Y finalmente, dos autores argentinos, la poeta Alejandra Pizarnik, con Árbol de Diana, 38 poemas cortos, que según Boba “se leen en menos de media hora y pueden rondar tu cabeza durante semanas”; y Fabián Casas con Horla city y otros, porque “leer a Fabián Casas es como tener una conversación con un amigo al que te gusta escuchar y del que no dejas de aprender. Poemas autobiográficos, pensamientos profundos escritos con un lenguaje cotidiano que hace que te conviertas en su interlocutor y que acabes diciendo: Te comprendo, eso también me ha pasado a mí”.

Estantería

Libros recomendados