Libros perfectos para vivir los mejores veranos de nuestra vida

Libros perfectos para vivir los mejores veranos de nuestra vida

El verano es tiempo de libros. El momento en el que podemos sumergirnos en la lectura. Además, el estío es una época tremendamente literaria, que evoca recuerdos, pasiones, aventuras y descubrimientos. Hoy seleccionamos un puñado de libros que nos hacen vivir veranos inolvidables y que marcan esa estación para siempre en nuestros recuerdos lectores. 

Libros para descubir la vida

Si buceamos en la literatura española, hay un par de obras que nos trasladan automáticamente al verano y a la juventud, a ese momento en el que se suceden descubrimientos apasionantes pero también dolorosos. El Jarama, de Sánchez Ferlosio, es la obra menos querida del autor pero una que ha dejado una huella imborrable en nuestra literatura. Fernando Fernán Gómez, por su parte, nos dejó en Las bicicletas son para el verano un relato de iniciación en la España de posguerra que refleja vivencias atemporales en un momento clave de nuestra historia.

Dos obras recientes, escritas por jóvenes autoras, también nos llevan al terreno de la infancia y del descubrimiento de la vida. Con su estilo libérrimo, Andrea Abreu nos sumerge con Panza de burro en la vida de una niña en un pueblo de Canarias en el que la vida es distinta a las de las demás niñas. En Vozdevieja, Elisa Victoria nos lleva al año de la Expo de Sevilla para contarnos la historia de otra niña y su relación con su mejor amiga, su abuela. 

Libros de iniciación que suceden en verano

Otra protagonista femenina, esta vez en Nueva York, es la de Crucero de verano, la novela de Truman Capote en la que el amor y la llegada de la madurez coinciden para ofrecer una visión de la vida primero amable y luego amarga. El escenario cambia por completo en Verano en English Creek, el libro de Ivan Doig sobre un chico en un entorno rural que vive un verano en el que descubre que las cosas pueden cambiar de manera inesperada. 

Verano en English Creek - Doig, Ivan

Verano en English Creek

Doig, Ivan

El verano de 1939 se presenta como uno más en la vida de Jick McCaskill, un chico de English Creek, Montana. Jick espera con ansia los ritos estivales leer más : el conteo de las ovejas, el rodeo y el baile con que se celebra la fiesta del Cuatro de Julio. Pero cuando su hermano Alec anuncia que ha decidido casarse y renunciar a sus estudios universitarios, la armonía familiar se tambalea. Con poco más de catorce años, Jick acompañará a su padre en una de sus excursiones como guarda forestal y le echará una mano en sus muchos quehaceres; la dureza del trabajo y la vida al aire libre, sus nuevas responsabilidades y la gente que va tratando lo introducen en el mundo de los adultos que hasta entonces le estaba vedado. Verano en English Creek evoca ese momento mágico de la vida de todo adolescente en que el mundo parece abrirse a su alrededor, lleno de posibilidades y misterios por desvelar. El escenario de la narración, sus gentes y paisajes, nos habla de una forma de vida más humana y sencilla, hoy ya desaparecida. Con esta novela, la primera dedicada a la saga de los McCaskill, Ivan Doig se consolidó como uno de los más memorables narradores del mundo rural norteamericano. leer menos

Hay tantos veranos como perspectivas y, en este caso, como autores. Siri Hustvedt nos presentó uno diferente en El verano sin hombres, cuya protagonista supera una ruptura descubriendo en la poesía y en la compañía de otras mujeres un vínculo más fuerte que el de la pareja. Para terminar, una obra diferente, pero cuyos aromas y sabores nos llevan a la época de calor. El país donde florece el limonero es el testimonio de la investigación de Helena Attlee sobre el cultivo y los usos de los cítricos en Italia, uno de esos libros deliciosos que no solo se leen, sino que que saborean y se sienten. 

Libros recomendados