Libros que cambian la perspectiva del mundo, recomendados por Milena Busquets

Libros que cambian la perspectiva del mundo, recomendados por Milena Busquets

Milena Busquets siempre ha basado su escritura en la propia vida, pero Las palabras justas, su último libro, va un paso más allá. En forma de diario que recorre todo un año, asistimos a los pensamientos de la autora, sus enamoramientos, sesiones de terapia, cenas y, en general, reflexiones sobre todo, desde la escritura a la vida. Con ella charlamos de su manera de entender la literatura y los libros que está leyendo ahora mismo. 

“A partir de un cierto momento en el que más o menos te consideras escritor, tienes que intentar sacar el máximo nivel de todo lo que escribes. Es la palabra escrita, a lo que nos dedicamos. Hay que dignificarla”, explica MIlena Busquets a través de una videollamada. Las ideas se agolpan en su discurso, disparándose para varios lados, un poco a la manera de su libro pero de manera más rápida. 

Confiesa que, cuando empezó este libro, tenía claro que no se iba a quedar en un ejercicio personal. “Lo empecé sabiendo totalmente que iba a ser un artefacto literario. Creo que nunca escribo para mí, muy pocas cosas, y siempre es una birria lo que uno escribe para sí mismo.Tienes que escribir con absoluta libertad y sin tener en cuenta los otros”, explica.

 “Una vez que tienes un tema que es la propia vida es difícil ir hacia la ficción”

Después del éxito de También esto pasará y Gema, Busquets se vio en un cruce de caminos: ir hacia la ficción o hacia la propia experiencia. “Una vez que tienes un tema que es la propia vida es difícil ir hacia la ficción”, reflexiona. “Lo comenté con mi editor, Jorge Herralde, y con un par de amigos, y todos eran radicales con esto, me decía tienen que escribir sobre ti, sobre el mundo en el que te mueves. Me encantaría poder inventar mundos, tener una imaginación capaz de imaginar La metamorfosis de Kafka, pero no… no creo que no es el talento que tengo”.

Las palabras justas es, también, un libro tan sincero como personal, en el que la autora no intenta esconder nada. “En una época de autocensura como la nuestra pensé en qué formato podía realmente decir lo que me diera la gana”, recuerda. “Imagínate a lo que hemos llegado, a inventarnos métodos para poder decir lo que pensamos cuando debería ser lo más natural, sin que nadie se enfadase, sin que nadie nos pusieran en listas negras, sin que nadie nos cancelase… Pensé en el formato del diario, un terreno donde todo es posible, el terreno de la intimidad absoluta y en el que la regla número uno es la sinceridad”.

“Si no eres sincero, creo que el lector nota inmediatamente«

Esa sinceridad, para ella, es básica. “Si no eres sincero, creo que el lector nota inmediatamente y se enfada, porque lo que escribes se resiente. Cuando hablas desde la experiencia íntima y personal, creo que tienes que ser así, muy, muy estricta. Hay que ir en contra de los selfies. No me he hecho en mi vida un selfie para salir guapa, no hay que intentar salir guapos, qué manía. A veces somos muy feos”.

Libros recomendados de Milena Busquets

Estantería

Libros recomendados