Libros que marcan una vida, recomendados por Consuelo Sáizar Guerrero

Libros que marcan una vida, recomendados por Consuelo Sáizar Guerrero

Toda la vida de Consuelo Sáizar Guerrero ha estado vinculada con el mundo del libro. Desde el trabajo en editoriales hasta distintos cargos en organismos culturales y, ahora, como directora general de la Feria Internacional del Libro de Monterrey. Antes del comienzo de su edición de 2022, del 8 al 16 de octubre, hablamos con ella sobre su trayectoria, la importancia de la difusión cultural y, por supuesto, de los libros que la han marcado en su vida.

Una vida al servicio de la cultura

“Empecé muy joven, desde lo más básico, que era corregir galeradas”, explica Consuelo Sáizar Guerrero. “Luego fui ejecutiva de una editorial y una imprenta muy importante, especializada en diccionarios, enciclopedias y almanaques y tenía alguna línea ensayística y de biografía. Después me hice cargo del Fondo de Cultura Económica de 2002 a 2009 y,  luego tuve el inmenso honor de hacerme cargo de la Presidencia del CERLALC, el Centro de Estudios para la promoción del libro en América latina y el Caribe, que depende de la UNESCO”.

Una trayectoria de por sí impresionante pero que no acaba ahí, como nos explica. “Yo quería encontrar qué enseñanza y aprendizaje podría generarse a partir de todos los años que he dedicado a trabajar en lo que yo llamo la industria de la memoria, que es la industria que preserva la memoria. Por eso hice dos maestrías, una en Oxford, en historia intelectual, y otra en Cambridge, en sociedades modernas. El mundo del libro está precisamente en una transformación global, una transformación que se ha venido experimentando desde finales del siglo pasado, pero que afecta globalmente”.

El desafío de la Feria de Monterrey

Sáizar recibió la oportunidad de presidir la FIL, una de las ferias más importantes en habla española, como “un magnífico desafío”. “Suponía habitar un campo que tangencialmente había tocado. La primera vez que viajé sola, en 1985, viajé a una feria del libro en Buenos Aires y tuve la oportunidad de conocer a autores como Jorge Luis Borges. Pensé que era una oportunidad maravillosa de volver al mundo del libro, de volver a mi país, y de formar parte de  una institución que a lo largo de mi vida he mirado profundamente como es el Tecnológico de Monterrey”.

«Estamos frente a la generación más grande de lectores de la historia de la humanidad. Tenemos además una capacidad de distribución de libros que era impensable todavía a principios de siglo. Eso es muy alentador»

“Es innegable que el mundo del libro tuvo una pausa en términos de su proceso de crecimiento y de transformación global con la pandemia”, apunta Sáizar Guerrero sobre el estado actual del sector editorial. “Es innegable también que no hemos podido darnos el tiempo para reflexionar qué fue lo que pasó. Pero hay varios hechos que son muy alentadores y hay varios retos que debemos enfrentar. Tenemos el hecho de que estamos frente a la generación más grande de lectores de la historia de la humanidad. Tenemos además, pues una capacidad de distribución de libros que era impensable todavía a principios de siglo. Eso es muy alentador. Tenemos también una conciencia de lo que es la lectura y un gran aprecio por ella. No es casual que el libro de Irene Vallejo se haya constituido en uno de los textos más leídos, creo que en 35 lenguas, en plena pandemia”.

«La Feria del Libro es para libros de papel. Las ferias del libro son como esa cafetería a la que usted va a conversar»

En ese escenario, Sáizar destaca el rol del libro físico, de papel. “Leemos indistintamente en cualquier artefacto. Yo puedo leer en Kindle, puedo leer en mi teléfono, puedo leer en en en en el iPad… incluso en la pantalla de la computadora. Pero la Feria del Libro es para libros de papel. Las ferias del libro son como esa cafetería a la que usted va a conversar. Es una atmósfera, es el encontrar el libro que busca que ha intentado adquirir durante mucho tiempo y que por alguna razón estaba descatalogado. Es el diálogo que existe entre los grandes conglomerados editoriales y las pequeñas librerías independientes.

En la próxima FIL, nos adelanta, “vamos a encontrar, por supuesto, homenajes y tributos, reflexiones, revisiones de obra, lecturas de poesía y a los grandes nombres que de alguna manera están representados en la plaza pública de las ideas. Tendremos un homenaje a Elena Poniatowska, a Ida Vitale… Y todas las noches las llenaremos de poesía”.

Libros recomendados por Consuelo Sáizar Guerrero

Estantería

Libros recomendados