Sigo en mis trece: el «infierno» del humor

ESTANTERÍA CREADA POR FERNANDO IWASAKI

Sigo en mis trece: el «infierno» del humor

Infierno. Lugar cerrado de una biblioteca donde se guardan los libros cuya lectura se considera peligrosa. Pierre Larousse, Dictionnaire (1905) ¿Por qué una biblioteca perfumada de humor? Porque ya desaparecieron los «infiernos» de aquellas bibliotecas elegantes que separaban las obras sicalípticas para solaz de los lectores más antiguos. Hoy en día no existe nada más pecaminoso que reírse sin ningún propósito programático y por eso ahora tenemos que hacer el humor a escondidas, como si se tratara de un vicio secreto. Los «indignados» siempre han tenido más prestigio que los «divertidos», con independencia de que sean progresistas o conservadores, porque lo que les caracteriza es la indignación. Por eso sugiero a los interesados que escondan estos libros en algún armario de doble fondo y que los lean cuando nadie pueda espiarlos, porque su lectura les dará arrestos para salir cada día a la calle con cara de haber chupado limón, como cualquier «indignado» común y silvestre. (Los primeros diez libros recomendados pertenecen a lo que Fernando Iwasaki ha llamado “Un «infierno» en español”, mientras que a partir del décimo pertenecen a “Un «infierno» traducido”)

Estantería

Libros recomendados