Esti Gabilondo

Esti Gabilondo

Lo que opina Esti Gabilondo

  • Esti Gabilondo

    Durante muchos años, solo regalé este libro. Es un libro profundamente estético, precioso, realismo mágico del bueno con algunos tintes de suspense. Cuenta la historia de siete personajes muy curiosos que coinciden en una posada junto al mar.

    Esti Gabilondo sobre Océano Mar
  • Esti Gabilondo

    Es una novela muy cortita que cuenta la venganza de una adolescente oprimida por su madre, una mujer insoportable con ínfulas, que quiere organizar un baile por todo lo alto para impresionar a la alta sociedad de París. Los personajes son maravillosos y la mezcla de angustia y placer que genera la culminación de esa justísima venganza es una brutalidad.

    Esti Gabilondo sobre El Baile
  • Esti Gabilondo

    Es una novela gráfica que me impactó mucho. Explica cómo está afectando el capitalismo y el consumismo a las relaciones personales y hace un repaso histórico y filosófico de algunos aspectos que nos han conducido hasta aquí. Básicamente dice que nos estamos convirtiendo en seres incapacitados para el amor porque ya solo queremos consumir personas.

    Esti Gabilondo sobre No Siento Nada
  • Esti Gabilondo

    Después de leer ‘El guardián entre el centeno’, quise leer más cosas de Sallinger y este libro me gustó todavía más. Es más íntimo y tiene unos diálogos increíbles. Recuerdo que me tocó mucho la crisis personal que atraviesa Franny y me atrapó el retrato de aquella familia de niños genios echados a perder. 

    Esti Gabilondo sobre Franny Y Zooey
  • Esti Gabilondo

    Tengo una copia de este libro minúscula, escrita en papel finísimo y encuadernada en piel, que mi madre se robó de pequeña de la biblioteca de su colegio. Es uno de mis tesoros. Lo he leído infinitas veces. Al principio, lo leía porque me fascinaba esa historia de amor casi fallida por culpa de los prejuicios y los malos entendidos. Pero con los años, también lo releo porque me encanta imaginarme a Austen escribiendo esa maravilla a mano, escondiendo el manuscrito entre las faldas cada vez que alguien entraba en la habitación, para que no la juzgaran. Que una mujer a principios del XIX consiguiera ser tan prolífica y dibujar ya unos primeros esbozos feministas me parece espectacular. 

    Esti Gabilondo sobre Orgullo Y Prejuicio

Libros recomendados